Autor Tema: Ciertas verdades, ciertas ternuras... La infancia es el lugar al que no se puede  (Leído 5248 veces)

Tanci

  • Principiante
  • **
  • Mensajes: 87
    • Ver Perfil
Hola a todos. Me permito copiar lo que Rosa Montero escribió en su libro "La ridícula idea de no volver a verte" a propósito de un link que me llegó por correo y que me gustaría compartir en este foro. Dice lo siguiente: "La infancia es el lugar al que no se puede regresar (y por lo general tampoco quieres hacerlo; yo desde luego jamás volvería pero del que en realidad nunca se sale." El niño es el padre del hombre", decía Wordsworth en un célebre verso, y tenía razón; la infancia nos forja y lo que somos hoy hunde sus raíces en el pasado. Dicen que la Humanidad se puede dividir entre aquellos cuya infancia fue un infierno, en cuyo caso siempre vivirán perseguidos por ese fantasma, y aquellos que disfrutaron de una niñez maravillosa, que lo tienen aún mucho peor porque perdieron para siempre el paraíso..."

http://www.dailymotion.com/video/x14zoq1_bailamos_shortfilms#.UlClHXe9QIY.gmail

Me dejó pensativa este video, además de la ternura que despertó en mi entre otras cosas. Si hay alguien que sabe quitar la propaganda que aparece en el inicio del video, lo agradecería. Más que nada porque uno no se concentra desde el principio. Gracias.
« Última modificación: 23 de Abril 2022, 19:27 por César Krall »

javi in the sky

  • Avanzado
  • ****
  • Mensajes: 385
    • Ver Perfil
Re:Ciertas verdades, ciertas ternuras...
« Respuesta #1 en: 09 de Octubre 2013, 08:14 »
Hola! Gracias por compartir ese texto y ese video con los que estoy de acuerdo excepto en una cosa, que la infancia es un lugar al que no se querría volver ¿por qué no?, yo sí volvería. Además refleja algo que tengo comprobado: a los niños de hoy en día se les satura cada vez más con actividades "buenas para su futuro¿?" como estudiar inglés y cada vez juegan menos y esto a la la larga es más perjudicial que beneficioso.

natapex

  • Sin experiencia
  • *
  • APR2.COM
  • Mensajes: 5
    • Ver Perfil
Re:Ciertas verdades, ciertas ternuras...
« Respuesta #2 en: 11 de Octubre 2013, 20:02 »
Muy lindo el video. A mí me gusta regresar a la infancia, a modo de recuerdos me refiero. Me parece una época de gran belleza y que nos marca para toda la vida, aunque lamentablemente hay muchos niños pasándolo mal en el mundo.

Tanci

  • Principiante
  • **
  • Mensajes: 87
    • Ver Perfil
Re:Ciertas verdades, ciertas ternuras...
« Respuesta #3 en: 19 de Octubre 2013, 22:41 »
Hola Javi. Estoy de acuerdo contigo aunque matizando ciertos puntos. En realidad la idea de Rosa Montero no se contradice aunque en apariencia parece que lo haga. Por un lado afirma que es “un lugar al que no se puede regresar” y sin embargo dice que “es un lugar del que nunca se sale”. Si es un lugar del que no se sale, no hace falta regresar y ni tan siquiera perderlo. En todo caso sería un lugar en el que empezó siendo, continúa y debiera de continuar y, según el caso y circunstancias, deseos, personalidades etc., permanecería o no… En mi opinión, se le urge tanto al niño a que tome responsabilidades no propias para su edad que, muchas veces los adultos, apuramos  el ritmo auténtico de su maduración y evolución. Otras veces es el propio niño el que se ve arrastrado a  ser mayor porque la sociedad va encaminando sus pasos a un ritmo vertiginoso y de esta manera “juegan” a ser adultos sin serlo con la complacencia de sus padres o educadores. ¿Qué niño no ha pensado alguna que otra vez la idea de “…cuando sea mayor…” en el sentido de alcanzar lo que ve en sus mayores y que internamente él sabe que no le corresponde todavía por edad? O bien por imitar modelos (que es una gran mayoría de veces) o bien porque desea hacer lo que sus amigos o compañeros ya han alcanzado con la connivencia de sus mayores. Y sin embargo nos educan para formar parte  de una sociedad competitiva y enfrentada… No nos queda más remedio que, por biología, pasar por cada uno de los estadios o ciclos del ser humano. Sin embargo creo que el sentido que le da Rosa Montero a su expresión, pasa por esa “esencia particular y personal” que cada ser ha cosechado y que, de querer asumirla, mantendría consigo como una característica  más dentro de su personalidad. Esa sería la permanencia de la infancia en el adulto. Pero hay opiniones para todos los gustos, como por ejemplo que una vez que adquieres responsabilidades familiares o de trabajo (status) tu carácter se va modificando hasta el punto en que debes ser serio o parecerlo ante los que te rodean( como si la responsabilidad en el trabajo y para con la familia tuviera que estar reñida con el sano ejercicio del juego, del humor y de la alegría…) Otras veces, si permaneciera  ese “don” de mantener esa esencia de la que hablaba anteriormente, por más tiempo del que se estipula en términos generales por la sociedad, también  te mirarían con cierto recelo, incluso hasta osarían a estigmatizarte. ¿Cómo es que un hombre o una mujer formados y cuasi experimentados puede seguir manteniendo ese espíritu infantil? No, no se entendería. Creo que nos corresponde vivir cada etapa de desarrollo pero llevando con nosotros aquellas características infantiles cuyo perfume no ha desaparecido con el paso de los años.  Porque ignorar lo que se va viviendo y aprendiendo, conjuntamente con lo que vamos añadiendo a consecuencia de la experiencia, no sería sano por un lado y no se estaría cumpliendo con la autenticidad de la naturaleza. Aunque permanezca en ese adulto, ese gesto de nobleza y  transparencia tan característico de la infancia, entre otras cosas. O al menos así lo pienso yo.
Después está la otra parte, aquella en la que atiborramos o pretendemos atiborrar a nuestros descendientes de las múltiples tareas que se pasan por delante, sin pararnos a pensar si los niños tienen o no cualidades para llevarlas a cabo, si están siendo o no felices, o si se están desarrollando simplemente como buenas personas para que sigan ejercitando de eso mismo;  de buenas personas. Claro que también habría que ofrecerles algún tipo de herramienta para que su futuro no se vea  empañado con ciertos nubarrones como podrían ser   los “chupópteros” (que hay muchos) y que podrían salirle al paso a lo largo de su vida. Es decir que, sin dejar de seguir manteniendo esa diafanidad y alegría por todo lo que les rodea, puedan desarrollarse libre y personalmente, porque se sienten cómodos manteniendo su carácter y su personalidad sintiéndose queridos y aceptados. Y de paso completando sus ciclos, los suyos propios como seres distintos e independientes. Ahí es nada y es mucho.
Y Javi, gracias a ti porque con tu comentario me has hecho reflexionar todavía más. Así que mis neuronas se pusieron a jugar. ;) Saludos.

Tanci

  • Principiante
  • **
  • Mensajes: 87
    • Ver Perfil
Re:Ciertas verdades, ciertas ternuras...
« Respuesta #4 en: 19 de Octubre 2013, 22:44 »
Hola Natapex. A mi este video me encantó también. Y es cierto, recordar es volver a vivir. Aunque bueno es que las raíces no se queden enquistadas. Buena etapa la de la infancia según lo que a cada uno le toque para vivir. Demasiadas carencias para un mundo que se dice adelantado... Saludos.

javi in the sky

  • Avanzado
  • ****
  • Mensajes: 385
    • Ver Perfil
Re:Ciertas verdades, ciertas ternuras...
« Respuesta #5 en: 23 de Octubre 2013, 08:13 »
Tanci veo que sabes muy bien de lo que hablas. Solo contar una anécdota que me ocurrió con un amigo que tenía problemas educativos con su hijo que había derivado por una mala vía. Le pregunté ¿cómo has podido dejar que tu hijo evolucionara así? Y me respondió "Yo lo he intentado, he hecho lo que mejor he podido o sabido, pero es que un niño viene sin manual de instrucciones... quizás tenía que haber actuado de otra manera pero no he sabido"

Tanci

  • Principiante
  • **
  • Mensajes: 87
    • Ver Perfil
Re:Ciertas verdades, ciertas ternuras...
« Respuesta #6 en: 04 de Noviembre 2013, 02:41 »
Hola Javi, estoy muy de acuerdo contigo. Ningún niño nos viene con un manual bajo el brazo. Y tampoco a los padres se les enseña a serlo porque en la misma práctica está la enseñanza. Lo que si creo es que en la enseñanza-educación-aprendizaje debería de haber mucho "sentido común"y "coherencia". Y pienso que ambos, coherencia y sentido común, han faltado últimamente en muchos aspectos. Este tema, el de la educación, que me apasiona, daría para debatir muchísimo. Un saludo.

 

Sobre la educación, sólo puedo decir que es el tema más importante en el que nosotros, como pueblo, debemos involucrarnos.

Abraham Lincoln (1808-1865) Presidente estadounidense.

aprenderaprogramar.com: Desde 2006 comprometidos con la didáctica y divulgación de la programación

Preguntas y respuestas

¿Cómo establecer o cambiar la imagen asociada (avatar) de usuario?
  1. Inicia sesión con tu nombre de usuario y contraseña.
  2. Pulsa en perfil --> perfil del foro
  3. Elige la imagen personalizada que quieras usar. Puedes escogerla de una galería de imágenes o subirla desde tu ordenador.
  4. En la parte final de la página pulsa el botón "cambiar perfil".